Observatorio: El actorcito amante de su ego, Roberto Palazuelos se cansó de sus telenovelas y ahora quiere jugar a ser gobernador

en Tulum

Por Pedro Canché

Roberto Palazuelos quiere jugar a ser rey de verdad, no al mirrey ficticio que se queda en la farándula y que sabe que por ahí nunca será un hombre poderoso. El veneno del poder ya le entró en las venas y luchará por ser candidato. Ya tuvimos suficiente con el imberbe de Borge. Borge incluso podría parecer un santo a lado de un gobierno de Palazuelos. Para los pensantes estos caprichos palazueriles solamente serán un episodio de la Rosa de Guadalupe en versión caribeño.