Fallece a los 91 años el astrónomo yucateco Renan Arcadio Poveda

en YUCATAN

Mérida, Yucatán.- Este jueves trascendió la muerte de un yucateco ilustre en el campo de la física, el astrónomo Renán Arcadio Poveda Ricalde, a sus 91 años de edad, informó LectorMX.

Nació en Mérida el 15 de julio de 1930, Poveda Ricalde fue un hombre reconocido gracias a su aporte a la ciencia al desarrollar un método para calcular la masa de las galaxias elípticas, donde habitan las estrellas más longevas.

El físico recibió el Premio Nacional de Ciencias en 1975. También contó nombramiento de doctor a Universidad de California en Berkeley, investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y miembro de El Colegio Nacional desde 1989.

El 11 de enero de 2014 Poveda Ricalde fue galardonado con la Medalla de Honor “Héctor Victoria Aguilar” que otorga cada año el Congreso de Yucatán.

La distinción la recibió en mérito a una vida dedicada a la ciencia, a la investigación del cielo y las estrellas, una pasión por el desarrollo de la investigación y por encumbrar el nombre de Yucatán en el campo científico.

En sesión solemne de la LX Legislatura local, el divulgador estuvo acompañado de su esposa Helga, sus hijos Laila, Renán, Mayan y Andrea, nietos, sobrinos y amigos.

“No puedo evitar un pensamiento a los niños y jóvenes de mi tierra, de mi estado, quienes independientemente de la familia de la cual provengan deben tener una educación escolar de primer nivel y tal que les permita construir un andamiaje académico y cultural con tal fortaleza que les facilite el estudiar una carrera, siguiendo su vocación”, dijo en ese entonces.

“Deseo aprovechar esta oportunidad para decirles a los jóvenes que están en el proceso de decidir o iniciar sus estudios profesionales que se dejen llevar por su vocación.

“Recordemos que si permitimos que los jóvenes adquieran un alto nivel educativo enriqueceremos su capital cultural, permitiéndoles fortalecerse como personas, como profesionistas y eso es darle las herramientas adecuadas para enfrentarse a la vida, a su vida tanto personal como laboral, ya sea como obrero, como técnico, como artista, como científico, como lo que él desee elegir, es lo que menos podemos hacer por nuestra juventud, alentándolos a que crezcan siendo mejores ciudadanos”, expresó en el recinto oficial.

Y advirtió que el Estado tiene la obligación, el deber de ofrecer una educación de primer nivel con maestros bien preparados si queremos un México justo y moderno.

“No olvidemos que con frecuencia los jóvenes vienen de hogares donde el apoyo paterno está ausente, con carencias importantes como fue el caso de don Héctor Victoria Aguilar. El salir de esta situación es complicado, difícil, pero si cuentan con un sistema educativo de alto nivel y gratuito les estaríamos dando a nuestros jóvenes la oportunidad de ser libres y crecer.

“Y reitero, de no hacerlo, ello pondría en evidencia, de parte nuestras autoridades una conducta perversa, una falta de ética y una traición a nuestro país”, sentenció el distinguido yucateco.