Se manifiestan estudiantes de la UT en Playa del Carmen

en Actualidad

Playa del Carmen.- Estudiantes de la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya se manifestaron esta mañana a las afueras del plantel para denunciar las condiciones antihigiénicas en las que opera el comedor de la escuela y la reducción en el número de becas para los estudiantes.

Los manifestantes mostraron pancartas donde se leía “Sin gusanos en nuestros alimentos”, “De qué sirve la cafetería si no hay comida buena” y “Reclamamos soluciones, no excusas”, entre otras cosas.
Alexa, una de las estudiantes inconformes, explicó las becas fueron recortadas sin ninguna explicación, además de que fueron elevados los costos de las colegiaturas, por lo que exigen una auditoría a la universidad y que el rector Tarek Scandar Mattar Moguel transparente los recursos.

Asimismo, comentó que la cafetería al interior del plantel ha cambiado de gestión mes con mes, lo que ha provocado que el costo de los alimentos se incremente, a pesar de que ofrece alimentos de mala calidad.
En este sentido, indicaron que han encontrado gusanos en la comida que se vende en este comedor, así como alimentos descompuestos.

Los jóvenes inconformes también señalaron que en los laboratorios para los estudiantes de cocina se han detectado plaga de insectos y tuberías de gas en mal estado, además de que carecen de material para trabajar.
“Nos cansamos de pedir que se arreglen las cosas y no hagan caso, durante el cuatrimestre se han enviado cartas a los directivos, pero no han tenido respuesta”, expresaron.

Incluso, comentaron que el buzón de quejas fue cerrado con la intención de que no pudieran manifestar sus inconformidades.
Los estudiantes indicaron que esperan que con esta manifestación pacífica se solucionen sus demandas, ya que mediante las cartas y correos que fueron enviadas a los directivos no obtuvieron respuestas.

Por último, confirmaron que tras la manifestación se incorporarán a las clases normales para no perjudicar a los docentes y descartaron que teman por alguna represalia por parte de los directivos, ya que como estudiantes están en su derecho de denunciar la mala infraestructura de la universidad.